Videos-Ver-MasVideos-Ver-Mas

MINISTERIOS REY DE REYES

Ap. 19:11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. 12Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. 13Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. 14Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. 15De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. 16Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

MISIÓN MINISTERIAL

Mat. 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

En Ministerios Rey de Reyes, tenemos la misión de la iglesia del principio, establecida por nuestro salvador Jesucristo. Reconociendo que somos nosotros los cristianos, los llamados a llevar las buenas noticias del Reino eterno, que la iglesia es el cuerpo de Cristo, y que El cómo cabeza nos ha dado poder y autoridad para hacer cosas que ninguna institución humana puede hacer, que en estos tiempos de tanta oscuridad, tenemos la bendición de ser luz a las naciones, y que Dios es más que suficiente para hacer que cada discípulo que sea bautizado fructifique y sea usado para la expansión del Reino eterno con poder y autoridad para hacer lo que Jesús nos enseño.

Mat. 9:35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Oramos para que cada cristiano tenga un corazón compasivo, lleno de misericordia y pueda dar de gracia lo que de gracia ha recibido,

Mat. 9:36 Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. 37Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. 38Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.

Reconocemos que la fuerza y el poder que nos equipan para la expansión del Reino, radican en el Espíritu de Dios, no hay monte que no sea reducido a llanura, toda oposición es vencida por el Espíritu de Dios, rogamos al Señor de la mies, levante hombres y mujeres que se dejen formar por la palabra de Dios, buscando la llenura del Espíritu de Dios, para ser equipados para la obra del ministerio.

Hech. 1:8 Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Predicamos este evangelio por todos los medios de comunicación que Dios nos entregue para cumplir con la misión de la iglesia, y oramos para mantener una iglesia unida, donde la comunión entre hermanos y el amor de Dios abunde, creando un ambiente de adoración a Dios, sin distinción de raza, nacionalidad, edad o sexo, y que cada uno tenga un encuentro personal con Cristo Jesús.